Acaros



pinocho tenia razon cuando dijo
que estabamos viviendo en guerra
el asesino sembró una guerra
dentro nuestros corazones.
Para ti es mucho más facil
porque te sentaste a su derecha
el resto fuimos castrados, golpeados,
violadas y torturados.
Nosotros si que aprendimos de guerra
los tanques rompieron nuestras rejas.
y somos solo un apéndice tuyo
acaros que comen tu piel caida
el asesino sembró una guerra
dentro de nuestros corazones
el milico asesino sembro una guerra
ennuestros corazones