Alma de Diamante



Ven a mí con tu dulce luz alma de diamante Y aunque el sol se nuble después sos alma de diamante Cielo o piel silencio o verdad sos alma de diamante Por eso ven así con la humanidad alma de diamante Y aunque tu corazón recircule siga de paso o venga pretenda volar con las manos sueñe despierte o duerma o beba el elixir de la eternidad sos alma de diamante Bien aquí o en el más allá sos alma de diamante y aunque este mismo sol, (se nuble después) sos alma de diamante.