Alma sin alma



Cantó como jamás cantó después
Lloró como jamas lloró otra vez
Y fue un torpe bailarín
Borracho de dolor y anís.
Abrió la puerta de su camarín
Salió al escenario y no la vio
Sintió las luces y escuchó
La banda y recordó y le habló.
Alma, como un dibujo en tiza,
Alma, tu caracol me abisma,
Alma, el pan de mi alma,
Alma sin alma,
Arbol sin brisa..
Después subió a su propio corazón,
Juntó los restos de su gran amor
Y saltó al abismo sin pensar
Gaviota sin azul y sin mar.