Animales de costumbres



Si hubo un tiempo que fue hermoso, y hace mucho que pasó, por qué sigo naufragando en esta historia de amor.

Si todo pasa y todo queda, y lo nuestro no pasó,
por qué sigo aquí parado esperando por vos.

Somos animales de costumbres, de costumbres argentinas. Y eso es una herida que no deja de sangrar.

Te quiero por ser parte de mi vida, te quiero con el alma y con la voz. Te quiero aunque duelan las espinas. Te llevo bien adentro, dentro de mi corazón.

Y aunque nadie me comprenda no me canso de gritar
que lo nuestro ya es costumbre y no te puedo olvidar.

Somos animales de costumbres, de costumbres argentinas. Y eso es una herida que no deja de sangrar.

Te quiero por ser parte de mi vida, te quiero con el alma y con la voz. Te quiero aunque duelan las espinas. Te llevo bien adentro, dentro de mi corazón.

Y cuando este cerca, y cuando muy lejos me voy
yo te llevo dentro de mi corazón.

Somos animales de costumbres, de costumbres argentinas. Y eso es una herida que no deja de sangrar.

Te quiero por ser parte de mi vida, te quiero con el alma y con la voz. Te quiero aunque duelan las espinas. Te llevo bien adentro, dentro de mi corazón.

Te quiero por ser parte de mi vida, te quiero con el alma y con la voz. Te quiero aunque duelan las espinas. Te llevo bien adentro, dentro de mi corazón. Te llevo bien adentro, dentro de mi corazón. Te llevo bien adentro, dentro de mi corazón.