Bocadito de caviar



Una noche de sabor tropical sucedió algo mágico y especial

Había luna llena y a los dos nos atrapó, bajo su influjo de locura nació nuestro amor.

Un bocadito de caviar, un sorbito de champagne, pasiones a rienda suelta ¡tantas! que perdimos la cuenta...

Hasta ahora, hasta ahora y a todas horas.

Un bocadito de caviar, un sorbito de champagne, dos cuerpos encendidos a besos, con deseos cada vez mas intensos...

Hasta ahora, hasta ahora y a todas horas.

Fue como un sueño que al despertar siguió igual, una campana de hierro hecha de fuego que no ha dejado de sonar.

Una noche con sabor tropical sucedió algo mágico y especial...

Autor: Camilo Sesto