Cómo iluminar una habitación



El obispo cirujano que habita en mi interior me dijo que haría él mismo la operación.

Ábreme y cóseme, quiero una buena cicatriz púrgame la mala sangre, y hazme sonreír.

El obispo cirujano que habita en mi interior me dijo que haría él mismo la operación.

Ábreme y cóseme, quiero una buena cicatriz, púrgame la mala sangre y hazme sonreír.

Cicatrices que son mis mejores amigas, tan bellas como la vida, un gran regalo de dios.

Cicatrices que me tratan como a una hija para dar la bienvenida a nuestra vieja amiga ... la espiral ... la espiral ... la espiral ...