El vicio del duende



El vicio del duende es poder salir, hasta que se acabe las pelas o hasta que se acabe el hachís, el vicio del duende es verte sonreír, y pasar las horas muertas deambular de fiesta en fiesta, el vicio del duende soy yo...

Y reír una noche más y ver como se acaba mi serenidad, si quieres puedes alargar, y no vayas a casa que el sol te pille guaza.

El vicio del duende es poder vivir regalándote canciones, derribando corazones, el vicio del duende es sobrevivir en un mundo que es de locos, siendo duende vales poco el vicio del duende soy yo.

Pasar las horas sin reloj, poner la tormenta antes de que marche el sol, morirse con otra canción, beber de noche y sin control el vicio del duende soy yo.