Mano a mano



Mano a mano Cuando siento que el canto anida en cada esquina de tu pañuelo, soy pájaro en pleno vuelo y me voy con el brillo que llega al alma. Cuando siento que mi canto anida en cada esquina del corazón.

Es el potro que se me retoba me trae ahora la rebeldía, la noche se vuelve día y por vos, otra vez quiero estar cantando. Con el potro que se me retoba descubro ahora mi rebelión.

En mi poncho se vuelve luna una por tus fantasías, el diablo anda a la deriva y después, es un ángel que canta zambas. En mi poncho guardo la locura y la aventura de tu querer.

Mano a mano me juego al tiempo al desaliento y a la nostalgia, mi canto se hace esperanza en tu voz y en presente conjugo el sueño. Mano a mano juega con el tiempo mi gran momento de estar con vos.

Si parece que por las noches algún fantoche me llena el alma, no quiero domar la calma y así me convierto en una madera. Si parece que en algunas noches algún fantoche naciera en mí.

En mi poncho se vuelven lunas una por una tus fantasías, el diablo anda a la deriva y después es un ángel que canta zambas. En mi poncho guardo la locuara y la aventura de tu querer.

Autor: Soledad