Mil cigarrillos



Ojalá te salgan bien las cosas, ojalá a mí no me vaya mal, para olvidarte. Que el mundo no te pegue en la boca, y que nunca tengas que pagar lo que me haces.

No hay por qué fumar mil cigarrillos, no hay por qué quemar la televisión. No hay que caer hasta el fondo del mar, para olvidarte.

Ojalá que cuando llores sea de risa, y que la suerte duerma junto a tí, para olvidarme. Y que el tiempo corra los mil años lisos, y que la amnesia se acuerde de mí, para olvidarte.

No hay por qué fumar mil cigarrillos, no hay por qué quemar la televisión. No hay que caer hasta el fondo del mar, para olvidarte.

Mientras tanto, ahí fuera nadie sabe nada, por qué razón tengo que sufrir.

Autor: m clan