todo ira bien



Duérmete que yo estoy aquí. La Luna te guiará, te acunará su voz.
Sueña y ve hacia donde el Sol desprende paz, rayos color de amor.
No mires atrás, ella estará bien. Su ángel eres tú, nunca te olvidará.

Ahora sigue igual, hasta perfumarme de ti no descansaré.
Espérame, tengo que vivir que al río del sueño pronto iré a nadar junto a ti.
Lloraré al pensar en ti lagrimas de soledad, perfúmame de ti.

No descansaré no, hasta que tu recuerdo viva en mí.
Dame fuerzas pues debo continuar aunque sin ti quiero vivir.
Duérmete, duerme padre y descansa sin temor,
que al despertarte ya no habrá dolor y todo irá bien, amor.
que al despertarte te arrullará el amor y todo irá bien, amor.