Una utopia hacia la paz



Marinaleda,aguanta y no se rinde. Una utopía hacia la paz. Donde el pueblo destruyó mil mentiras y el tiempo les dio la razón. El egoísmo le dio paso a la justicia y la tierra se repartió. Ya no hay miedo, se abrió una puesta a la razón. El jornalero tiene voz. Es un ejemplo de solidaridad, una ventana pa mirar. Marinaleda, aguanta y no se rinde. Una utopía hacia la libertad. Marinaleda, la lucha sigue, no es una utopía, es una realidad.

Si buscas el respeto y quieres la paz, vivir en pleno empleo y fraternidad, si crees que es un sueño hecho realidad en el sur. Recuerda, la historia cuántas vidas se quedaron buscando la dignidad.

Autor: La Protesta