Octubre



Las cuatro patas de mi cama pueden llegar a soportar toneladas de bipolaridad. Sabemos que mueres de ganas de que acorrale con los dientes los salientes de tus caderas.

Y me suplicas que lo apague, que no son horas de fumar en la cama, en la misma cama en que también me confesaste que tienes miedo de las luces y de que te deje caer de que me empieces a querer.

Y esta antítesis total nos mantiene cerca.

Si despues de derrocar a la antigua reina llegas ofreciendo paz, una nueva era; Me cubro de amuletos, cubro los espejos y me comprometo a no volver hacia atrás, a no esconderme detrás de una vieja gloria.

Mira qué irónicas las cosas, mientras huía del altar fuí cosiendote a mi clavícula.

Que mi bandera de pirata puede esperar para ondear, que tu tesoro no lo tengo que robar.

Y esta antítesis brutal, nos mantiene alerta.

Si despues de derrocar a la antigua reina llegas ofreciendo paz, una nueva era; Me cubro de amuletos, cubro los espejos y me comprometo a no volver hacia atrás, a no esconderme detrás de una vieja gloria.

Autor: Carmen Boza